Rolls Royce Phanton en Charme

Hay días que aunque amanezca nublado es imposible no sonreir cuando ves aparcado en la puerta de Charme un imponente Rolls Royce Phanton, como el que trajo en esta ocasión mi amigo mexicano Roberto. ¡Un ejemplar como este no se ve todos los días!